BAJO PALOS

_BAJO PALOS_

por Marcos Ainoza

Antiguos Valores (22-02-11)


- Dame tu espada. ¿Cual es tu nombre?
- Haleth, hijo de Hama, mi señor; los hombres dicen que no pasaremos de esta noche.
Dicen que no hay esperanza.
-Tienes buena espada. Haleth, hijo de Hama: siempre hay esperanza.

(Dialogo en Las Dos Torres, minutos antes de la batalla)

 

Hecho a un lado mis libros. Coloco el Código Penal (el reformado por Ley Orgánica 2010) y lo apilo junto a los diccionarios de ingles y castellano. Recojo bolígrafos, rotuladores, subrayadores y demás material que me ha acompañado en estos largos (ahora cortos) cuatro meses de oposición para volver a hacer algo que al parecer se me da mejor que estudiar. Y eso es escribir sobre mi Rayo, mi Rayito Madrid, que cada tarde de domingo hace que me acerque a lo más parecido que tengo a unos hermanos.

Vuelvo después de mucho. Y no es casualidad que vuelva ahora, justo cuando parecía que el Rayo se descomponía por momentos, para volver con más fuerzas que nunca, y dar un soplo de aire fresco a este nuestro equipo. Muchas son las dudas que nos han surgido a todos. A las cada vez mas constantes faltas de asistencia de jugadores habituales, se le sumaban las lesiones, idas y venidas de integrantes rayistas que, sin duda, dejaban su impronta en nuestros resultados.

Desde que empezó el nuevo año, el mal juego nos ha acompañado sin soltarnos por un momento. El empate ante los Turcos,  el mal juego contra el Mandanga,  y, por ultimo, la merecida derrota contra Alcohólicos de Madrid, un rival directo, habían hecho que los ánimos decayeran un poco. Este domingo, casi sin habérnoslo propuesto, dimos un golpe en la mesa, un nuevo memorandum para dejar claro a nuestros rivales que esta Liga queremos que sea roja.

El rival era un numeroso grupo de chavales, seguramente, muchos de ellos aun sin autorización para comprar tabaco, que a la ida nos lo pusieron muy difícil, pues acabaron remontando un partido muy encarrilado a nuestro favor, aunque es bien cierto que ganamos en el ultimo minuto gracias a una gran asistencia del portero rojo.

En cualquier caso, el MNLS, rival con quien nos toca jugarnos la mitad de la Liga, había goleado, y éramos nosotros los encargados de cerrar la jornada. Una jornada pasada por agua, con frió y con dos bajas importantes, Willy y Pepo. 

El Rayo salio mentalizado desde el primer minuto gracias a las consignas de Luigio, que asumió con criterio y responsabilidad la labor desempeñada por Willy en la medular, y fue el quien nos condujo a lo que después seria una de las victorias mas trabajadas del Rayo en la presente Liga. Esperábamos un rival correoso, rápido y físico. Es cierto que al choque éramos mas fuertes, pero ellos, con una media de 7 años menos, podían aguantar mejor si el partido se alargaba mas de la cuenta. No fue así.

Salimos en tromba, casi como la que empezó a caer allá por el minuto diez. Empezando por una sólida defensa, Luigio se encargo de servir balones a las bandas, repartiendo el juego, y conectar con un Ricky que tenia ganas de acabar bien el fin de semana. Nos plantamos con un 5-0, resultado redondo y justo, en la primera mitad. Ellos apenas habían llegado al área roja. Algún tiro bien repelido por un seguro Kitos, que, atento, cortó varios balones en profundidad que el mojado césped hacía aun más peligrosos si cabe.

En la segunda, mas de lo mismo. Ellos corrían mas que nosotros, si, pero el criterio era nuestro. Luis, que aunque no anduvo del todo fino, ayudaba en labores de organización a Luigio, y, conectando con la explosividad y fuerza de Ricky, no necesitamos mucho más. Decía que Luis, aunque a ratos desparecido en la banda izquierda, dejo buenos detalles de calidad, así como un golazo con el exterior al palo largo, que celebró con rabia, pues no cuajó el partido que quería. Aun con eso, me recuerda en aspectos a Kaká, del que todos sabemos que es muy bueno, y que, aunque no tenga el día, siempre deja detalles que atesoran su calidad. Solo es darle tiempo y confianza.

Llegaron tres goles más, casi por inercia. Allí el Rayo empezó a notar la velocidad de los rivales, y hubo un periodo donde fueron ellos quienes dominaron un partido loco. Llegó su gol de disparo lejano pegado al palo, que Kitos no puedo blocar del todo, pues el balón estaba muy resbaladizo, pero por lo demás, gran labor del meta, que anduvo seguro por arriba y repelió tres mano a mano con la sobriedad que le caracteriza. Gran inyección de mora para un meta que llevaba unos partidos regulares, y que afronta con confianza la recta final liguera.

Gran labor defensiva. Inconmensurable Nacho. Rápido al corte, y, quitando alguna complicación para sacar el balón, hizo un partido redondo, al igual que Miguel, se nota (dice Luigio), pues su sangre fría, su fuerza en el salto y su toque al sacar el balón son características solo aplicables a un puñado de defensores. Unos correctos Fono y Angie, que trabajaron en defensa y en ataque, y unos grandes Nano y Ricky cerraron un partido y una jornada importantísima antes de enfrentarnos al MNLS. Nano se encontró de nuevo con el gol, su enésimo de rechace, y Ricky, con un hat-trick, volvió a demostrar que sin él, el ataque rojo no es lo mismo.

En definitiva, el Rayo hoy gana más que 3 puntos. Gana en confianza, en seguridad, en equipo. Pero sobretodo, recupera viejos valores. Aquellos que nos hicieron ganadores antes; aquellos con los que empezamos la Liga, sin temor a nada ni nadie. Los que hacen que la solidaridad con nuestro  defensa al hacer una cobertura,  y la generosidad con el delantero, cuando esta en boca de gol,  solo busquen un objetivo: ganar.

A la Liga le queda poco. Hablando mal y claro, se decidirá contra el MNLS, quizás el peor partido que hemos hecho en 5 meses. La esperanza de volver a ser ganadores esta ahí, hay motivos para creer en ella, y no solo por que vamos primeros y dependemos de nosotros, si no por que hemos vuelto a ser el Rayo, y esa distinción jamás se pierde.

 

Marcos Ainoza

 


Inicio El Club Plantilla Temporadas Fundación Multimedia Links Foro