BAJO PALOS

_BAJO PALOS_

por Marcos Ainoza

DOCENAS (10-03-10)


...la la la la la la là...
...la la la la la la là...
...Forza Toro allè...
...la la la la là...
...sempre insieme a te...
...la la la la là...
...ed io lo so, perchè non resto a casa..
 
(CORO ULTRAS TORINO) 

Penúltima jornada. Penúltimo partido. Penúltimo clasificado. Dos pasitos mas y la Liga, la tercera, será nuestra. La verdad es que ya no quedaba nada, y como comentaba anteriormente, nos habíamos dejado " lo bueno" para el final. El Rayito se enfrentaba de nuevo ante un equipo que no había dado guerra a prácticamente nadie en todo el campeonato. El 10-2 de la ida para los locales rojillos hacia presagiar una nueva y contundente victoria. Además, también estaba el morbo por ver si habría un nuevo y ultimo cambio de líder en la clasifica, ya que el Carpio CF, nuestro archienemigo, se tomaba una jornada de descanso que, seguro, no la querían para nada...
 
En ese partido, contra ese equipo, el Quien Fuma, Kitos vio su primera tarjeta azul por una reyerta debida a la agresividad del contrario en varias jugadas. Después del partido, eso si, amistosamente todo quedo en el campo, y no paso a mayores.
 
Fue una pena ver como ellos, vestidos de azulón, solo contaban con 5 jugadores de campo y el portero, debido a una masiva espantada de los demás jugadores por motivos varios. Y digo que es una pena por que, pase lo que pase, se gane o se pierda, aquí lo importante es jugar al fútbol, y sinceramente, lo de menos es el resultado. Es bien cierto que eL Rayo ha entrado en una dinámica, en un bucle, donde solo se acepta el ganar. Pero, aunque fuéramos un equipo de mitad de tabla, y aún mas si lo fuéramos de la parte final, solo venimos a divertirnos, hacer un par de túneles, alguna ockochaita, en mi caso alguna palomita, y Nano a meter su gol de turno ( ese que solo le ha rozado el tobillo, o que ha metido Luigio, pero que por un error, sale como si lo hubiera metido él...)
 
El caso es que con un césped mojado, y muy rápido, y con la noche ya caída sobre el cielo de la capital del mundo, el Rayo jugaba un partido que tenia tintes de pachanga. "Esta es la mía", debió pensar Ricky, al saber que su contrincante, amigo y compañero rojillo (sí, toda esa mezcla a la vez), Luigio, se encontraba de turisteo rural por la zona de Castilla perteneciente a Vinuesa (qué grandes recuerdos, oiga…) con su compañera sentimental, P.G. Lo cierto es que Ricky, delantero por excelencia en cualquier equipo que se precie, no desaprovecharía su oportunidad, como viene buscando toda la temporada, de ser el nuevo pichichi rojo.
 
Fue un inicio de partido muy del Rayo. Sin apenas ocasiones elaboradas, les hicimos 4 sin pestañear. Ricky ya llevaba 3 sin apenas haber sudado, y Willy hacia también el suyo para aumentar un poquito mas su cuenta particular. Su gol llegó al desplazarse Ricky, de nuevo, de la barrera que el arquero habia colocado. No es la primera vez, y fue un gol que molestó mucho a Kitos. Él también quería aprovechar el partido para bajar su media de goles por partido, ya de por si baja, para asegurarse el Trofeo Zamora una temporada mas, y así poder conseguir un aumento de salario para la temporada que viene, pues no son pocos los clubes que ya están ofreciéndole mejoras...
 
El partido continuo con cierta dejadez por parte del Rayo. Es cierto que el partido estaba mas que solventado, pero si hubiera sido por orgullo y corazón, ellos nos hubieran goleado a nosotros. Con tan solo 5 jugadores de campo, no acusaron el bajón físico en ningún momento, y llegaron al área no todas las veces que tenían el balón, pero con una claridad impropia de un equipo que va penúltimo y juega solo con 6 jugadores.
 
Llegamos al descanso con media docena de goles a nuestro favor. De entre ellos, Pepo, con el miedo de acabar una temporada a un altísimo nivel personal, hizo un fantástico gol ante un no menos bueno pase desde el corner de Ricky, enorme, que cantó su nombre a la vez que le ponía un caramelito en su peinada cabeza, para que la colocase por toda la escuadra izquierda del meta. Ya estaba feliz. Podía decirse que había redondeado una temporada casi perfecta, y el grupo se lo hizo saber al felicitarle en masa.
 
Hicimos una mediocre primera parte, pero el marcador ahí estaba, y era indiscutible. La segunda fue algo mas movida. El cansancio empezó a hacer mella en los jugadores azules, que, además, vio como uno de los suyos se iba del encuentro así, sin mas, dejando a sus compañeros huérfanos de padre, madre, y abuelos. Un acto ruin y rastrero que espero jamás ver en uno de los nuestros.
 
El partido ya era una pachanguita, pero sin situaciones de chulería por parte de los rojos. De hecho, aun marcaron un tanto más que mucho me recordó, tristemente, al gol que marcó Pique a Casillas en el Bernabeu, amagando el pase al palo largo para chutar al corto. No fue mal partido del arquero rojo, que aunque vio perforada su portería por cuatro ocasiones, algo casi inédito, paró lo que tuvo que parar, y los goles vinieron de una forma justa y limpia.
 
Ricky se empachó. Siete fueron los goles que consiguió, batiendo a Luigio, ausente, para colocarse como máximo artillero del club. Correcto partido de nuestro centro del campo, capitaneado por Angie y Luis, que sin mas esfuerzos, y sabiendo de la superioridad, actuaron de oficio y no tuvieron problemas en la medular. Buen partido de nuevo de Nano, que aunque solo con un gol, se encontró cómodo con espacios y cuajó un buen partido. Y por ultimo la defensa, que esta vez se le dio el guión de atacante, pues al gol de Pepo con un testarazo soberbio, se le unió Nacho, también loco por marcar. Fallo un " pase de la muerte " que era mas difícil fallarlo que meterlo, pero luego remendó su error con una contra donde Kitos le dejo con un pase solo ante el portero. Nacho, frío como nunca le habíamos visto, le aguanto, hasta que envió la pelota hasta la escuadra derecha con un tiro limpio y seco que a todos nos dejo asombrados. No conocíamos tal faceta.
 
El caso es que endosamos una merecida docena a un equipo que lucho con todo hasta que el árbitro nos "robó" los últimos 7 minutos para no hacer de su pena una agonía. Además, esta es la victoria numero 12, lo que hace que contemos con 36 puntazos en la tabla, obviamente, múltiplo de 12. Y es curioso, pero 1+2 son 3. Y es ese 3 el que podría ser el numero de Ligas que acumulase el Rayo si la próxima jornada, el Carpio, el 2º, no ganase y, nosotros, los 1os, sí lo hiciéramos. Coincidencia, o es que hasta los números ya nos dan ganadores? Las matemáticas son una ciencia exacta. De eso que se ocupen los matemáticos. Lo nuestro es el fútbol. Por eso nosotros, a diferencia de ellos, no nos quedamos en casa...

Marcos Ainoza

Noticia en el Diario 'El Referente'

Noticia en 'EsFútbol'

Noticia en 'La Comunidad - As.com'

 


Inicio El Club Plantilla Temporadas Fundación Multimedia Links Foro