BAJO PALOS

_BAJO PALOS_

por Marcos Ainoza

Fútbol Total (21-01-10)


"...è per te, è per te, è per te che io canto per te
ovunque sarai ci sarò non ti lascierò mai
io lo so, io lo so, io lo so sono pazzo di te
tu lo sai, tu lo sai, tu lo sai che io vivo per te..."
 
(Coro Ultra Napoli )

La cita, la más esperada. El campo, a rebosar. El ambiente, un infierno. El Rayo, el sábado a primera hora de la tarde, afrontaba el que seguramente iba a ser, y es, el partido más importante por ahora de la competición. Y los ojos de los rivales, los candidatos a llevarse la Liga, también estarían fijados en el partido. Un partido que podría definirse como un punto de inflexión. Está bien claro que es una liga bipolar, donde son tres los equipos que se han inscrito para echar una pachanguita entre cerveza y cerveza, más otros dos que, con la estabilidad que premia la mitad de tabla, no parecen aun equipos muy serios y con posibilidades, y otros cuatro, incluido el Rayo, que presentaron sus credenciales al título cuando habían pasado unas pocas jornadas.
 
Pues bien, hoy el Rayo demostró que esto va muy en serio, y ha dado un puño en la mesa que todos han parecido oir. Hoy se ha convertido en el rival mas temible, en el rival a batir, pero sobretodo, en una apuesta fija para el Titulo que empieza a provocar que los otros rivales empiecen a luchar por la segunda posición, pues la primera ya parece estar adjudicada.
 
En el campo, de nuevo, contábamos con las bajas de Nacho, Miguel y Felgo. Al parecer todas por motivos académicos. Y de nuevo nuestra defensa se resentía al perder a dos veteranos zagueros que portan el orgullo rojo en lo más profundo de su pecho. Pero los demás estaban todos, y con una motivación extra. Además, y para disfrute del futbol, volvíamos a contar con Luis, perla aragonesa extraída de las minas adyacentes al Ebro y tallada y pulida en Chamartín. Más tarde se hablara de él.
 
Ellos, el Vuelve el Estrella, solo había ganado un partido menos que nosotros, y realmente nos tenía muchas ganas. Es bien cierto que contaba con bajas importantes, como su mediocampista con el dorsal '10', al cual Luigio y un servidor nos habíamos preocupado en observar algún que otro partido y del que deducíamos que era uno de los mejores de su equipo , si no el mejor... Aun con todo, es un equipo bien organizado, con entrenador, y nuestro último rival a batir antes de girar y empezar la segunda vuelta.
 
Los diez primeros minutos fue algo así como un combate por el peso pesado entre dos grandes del Boxeo. Nerviosismo, tiros desde fuera y algo de precipitación caracterizaron a los dos equipos. Se estaban tanteando, dirían los expertos en el maravilloso mundo del púgil. Pero en un abrir y cerrar de ojos, todo pareció cambiar. Ricky, atento y sin escrúpulos, se aprovecho de un error en el área para marcar el primero al más puro estilo Torres en la final del Europeo que tuvo lugar en Austria. A partir de ahí, el Rayo jugo más cómodo, más tranquilo gracias al colchón del primer gol, y las ocasiones se fueron sucediendo. De nuevo, y casi sin querer, el portero hacía su tercer gol desde un saque de puerta. Sí amigos, el tercero ya. Los rivales veían como poco a poco el partido se les iba de las manos, y, gracias a una rigurosa expulsión del árbitro sobre Luigio, ellos, en esos 5 minutos que pena la tarjeta azul, renacieron. Llego su primer gol en un rechace despejado por el palo izquierdo al que poco pudo hacer el meta rojo, y poco después y antes de acabar la primera, Iñigo batía, con algún hueso de su flácida pierna, al portero rival a la salida de un saque de banda, estableciendo el 3-1.
 
El partido estaba siendo bonito, abierto y limpio, propio de dos equipos ganadores que solo piensan en futbol y goles. El descanso fue más que merecido. Ellos quizá estuvieran mas cansados al solo tener un hombre en el banquillo, pero nosotros también contábamos con trasnochadores, eso igualaba la balanza...
 
La segunda empezó con un ritmo altísimo impuesto por el conjunto Rayista. Crearon más ocasiones si cabe que en la primera, y nuestro futbol fue más directo y vertical. Poco a poco, empezábamos a creer. En ningún momento se echaron atrás defendiendo el resultado, todo lo contrario. Es un campo muy engañoso, donde los goles pueden llegar sin merecerlos, incluso sin buscarlos, y era un partido demasiado importante como para tirarlo de esa forma.
 
De libro fueron los goles de la segunda. El primero, un contraataque empezado por el portero que atrapa un balón desde el córner, rápido lo juega a Ricky en banda, y este al primer toque le pasa raso a Luigio que corría con su marcaje en la punta del área. El balón aun ascendía mientras se colaba por la escuadra izquierda. Una maravilla. Y no menos bonito por el ser el 5-1 fue un cabezazo, soberbio, de Luigio, con su 1,62m, apoyándose en el aire para cruzar un balón a media altura, dibujando una particular parábola, y que dejaba al portero en una posición semejante a cualquier estatua echa de piedra. Ya estaba hecho. La desesperación se apoderó del rival, ofuscado y tembloroso al ver que no solo se les escapaba la Liga, sino que su rival más directo les estaba vapuleando.
 
Aun hubo tiempo para que marcasen dos goles más, uno de rechace ante un paradón del portero rojo, y otro, encajado por falta de visibilidad en el área. El 5-3 encaja como una losa después de los 3 pitidos del árbitro. Pero, sin embargo, era engañoso. Primero, porque fueron no una ni dos ni tres, sino cuatro las veces que estallamos balones en el poste rival, y porque los 2 últimos goles habían venido en los últimos 3 minutos. Fuimos claros ganadores y justos vencedores.
 
El partido nos ha demostrado que tenemos un equipazo. En primer lugar, desde la portería. Enorme partido en cuajado por el meta. Tuvo trabajo que solvento con seguridad y calma. Por alto no perdió ningún balón, anticipándose siempre al rival y saltando fuerte y con la seguridad que solo la experiencia da. Acertado con los pies, contribuyo a dos goles (uno que marcó y otro que puso en bandeja) y paró un disparo a bocajarro que hubiese puesto el 5-4 a poco del final. Gran actuación de una pieza clave en la formación rojilla. Es cuando se le necesita cuando mas aporta. Además, honor especial a Luis, que aun con solo dos partidos en nuestras filas, se ha ganado el puesto con esfuerzo y humildad. Es hora de que la directiva se ponga en contacto muy en serio con el para poder "amarrarlo" para la temporada que viene, pues no serán pocos los conjuntos que se hayan fijado ya en el. Contundente por arriba, rápido en el cruce, sabe sacar el balón jugado, pero sobretodo, es gran lector de los partidos, y eso le da unas decimas de segundo más para sabes aquello que va a ocurrir con el balón, y eso en un defensa es algo innato.
 
Una vez más, espectacular partido de Willy, amo del juego aéreo. No tocó un balón el césped sin antes haber pasado por su rubia cabeza. Ayudó en la defensa e izo de intermediario entre ésta y la delantera para surtir balones y perlitas que para nada desaprovecharon los delanteros. Es indiscutible lo  que este chaval aporta al equipo, y hay muchos que le consideran " el ingeniero" del Rayo.
 
Y como no, los sicarios del Rayo. Esos que disparan, y luego preguntan. En primer lugar Luigio, que jugó un partido de los que le gustan, exigente y duro, donde solo valen los 3 puntos. Marcó dos golazos, subió y bajó la banda durante todo el encuentro, y no paró de pensar en futbol hasta que no empezó el partido después del nuestro. Y su compañero, Ricky. Seguramente realizó el partido más completo en lo que va de Liga. Y cuando, cansado y sudado como un minero recién subido a la luz, tuve que creerle cuando me dijo " hoy he currado, eh Kitos?". Es  muy cierto. Por una vez, él contribuyo al trabajo sucio que es el defender, bajando hasta la medular, ayudando en los córners, siguiendo a su rival cuando este subía. Un gol y una asistencia para el joven del Rayo, único, indispensable, matador. Ricky se desvirgó en cuanto a ser un jugador total. Que defiende y crea. Que chuta y toca. Que persigue y manda. Y es él quien ejemplifica lo que ahora somos, o por lo menos, quienes nos hemos convertido, en un equipo total, que hemos crecido limando lo que peor llevábamos y aumentando en nuestras mejores facetas. Así estamos en cabeza de tabla, con humildad, con trabajo, con amor en lo que hacemos. Rayo, vivo por ti.

 

Marcos Ainoza

Noticia en 'EsFútbol'

Noticia en 'La Comunidad - As.com'

Noticia en el Diario 'El Referente'

 


Inicio El Club Plantilla Temporadas Fundación Multimedia Links Foro