BAJO PALOS

_BAJO PALOS_

por Marcos Ainoza

...y el cielo se tiño de rojo (10-03-11)


...siamo pronti alla bataglia...

...sempre a sostener' la maglia...

                    (Coro Ultra Napoli )                             

Al igual que hacen los grandes, al Rayo le tocaba de nuevo cerrar la jornada liguera. Pero en absoluto se trataba de un partido indiferente. Era, sin duda, el partido de la jornada, el del año, y, por ser el ultimo del día, el partido del plus. Los rivales eran el MNLS, siglas aun no descifradas, único equipo que nos batió en la primera vuelta con un mísero 0-1.  

Todos intentamos hacer memoria, y, aunque los recuerdos eran vagos e inexactos, todos coincidimos que a la ida hicimos un partido nefasto, y, supongo, ellos también, pues solo consiguieron meternos un gol...Por ello, y por los decisivos tres puntos en juego, iba a ser un partido vital para la lucha por el titulo. Descolgado los Alcohólicos de Madrid, éramos los únicos que copábamos la clasificación empatados a 31 puntos. La batalla estaba por comenzar. 

De negro ellos, y nosotros con nuestra indumentaria habitual, comenzaba el partido con un arbitro que luego daría mucho de que hablar. Los primeros minutos fueron muy físicos y ásperos, con contras, llegadas y choque, pero sin mucha definición en el ultimo pase, o acierto en el ultimo disparo. Los cambios en el banquillo rojo se sucedían rápidos, pues contábamos con tres recambios para dar frescura a todas las líneas del equipo. 

Hasta bien entrada la primera parte no llegaría el primer gol del partido, por supuesto, gol rojo. Y es que ellos eran sin duda, el equipo más correoso al que nos habíamos enfrentado. Bien plantados atrás, con extremos muy abiertos y mucha movilidad en el centro del campo. Luego es cierto que arriba no tenían mucha calidad, pero llegaban con relativa facilidad. 

Kitos tuvo que repeler alguna llegada y varios balones aéreos, pero sin mucho trabajo. Pepo apenas pudo contribuir, pues cuando entró por Nacho, recibió un fuerte golpe en la rodilla que le apartó del terreno hasta la conclusión del partido, por lo que todo el trabajo defensivo fue bien llevado, como siempre, por un excelente Miguel y un Nacho que poco a poco fue saliéndose del partido por motivos varios... 

Gran derroche físico de Luigio y Fono; este ultimo trabajo como nunca corriendo la banda y desgastándose a la hora de defender. Luigio, menos acertado que de costumbre, compensó su falta de puntería entrando al trapo en cada balón dividido y haciéndose fuerte en el juego aéreo. Vio la tarjeta azul por una rigurosa interpretación del reglamento por parte del árbitro, que le mostró la cartulina al no dejar que se sacara una falta libremente. Ahí empezaron las broncas. Una vez más, Luigio estaba en el ojo del huracán. 

Algo cansados y con Luigio aun cumpliendo penitencia, empezamos la segunda parte jugando con un 3-2, para oxigenar a los jugadores rojos unos minutos hasta que la efímera sanción se consumiera. Esos minutos se hicieron largos, pues fue ahí cuando el rival aprovechó para marcar tras un rechace del portero. La segunda parte se prometía larga y dura. 

Fue entonces, al grito de Ricky de " este resultado no nos vale “, cuando el Rayo tiró de corazón y saco fuerzas de... de no sé muy bien donde para sacar adelante un partido único, irrepetible, y sobretodo, un partido para marcar a fuego en el gran libro de Leyendas Rojas. 

Marcamos el segundo y el tercero. La cosa pintaba muy bien, pero los ánimos estaban cada vez mas calientes. Es bien cierto que dimos bastante leña. Entrábamos fuerte y sin miramientos. Y las quejas de los rivales se hacían cada vez más notorias. Hasta que llego el minuto clave. 

De nuevo, el MNLS hacia uso del reglamento para, al igual que con Luigio, provocar la expulsión de Ricky. Una jugada que solo puedo calificarla de antideportiva, y, dicho mal y rápido, una jugada sucia y trapera. Esto provocó la ira rojilla. Volcada sobretodo contra el árbitro, pero Kitos, la tomó con el rival "provocador". Además, luego fue el quien hizo una fea entrada sobre uno de los nuestros, y ahí el portero rojo explotó y fue a por el. Esos segundos de histeria colectiva se transformaron en cartulinas azules, y el Rayito se quedo más endeble que nunca, con solo 4 jugadores de campo y el portero, Willy. 

Pero aguantaron como leones, como aquel hecho histórico llamado La Defensa Numantina. Estuvimos 5 largos minutos bajo un asedio brutal del MNLS, pero fue en vano. Cada balón que recuperábamos, era enviado lo más lejos posible con el fin de perder el máximo tiempo. Ellos iniciaron la guerra sucia, nosotros se lo "agradecíamos" con la misma moneda... 

Así, queja tras queja, volvimos a ser 7 contra 7, pero con el tiempo ahora corriendo a nuestro favor. Recortaron distancias de nuevo por un rechace, pero cuando en sus cabezas rozaban el empate, Luigio golpeó de nuevo, y tras una soberbia contra llevada a cabo por Ricky, puso el definitivo 4-2 a falta de pocos minutos. 

Fue ahí cuando Nacho, harto de decisiones absurdas, se desquicio con el arbitro. Ahora había varios partidos en un mismo campo: el del Rayo contra el MNLS, Nacho y el arbitro (que soltó al viento un: yo seré el arbitro, pero me estáis hinchando los cojones) nosotros contra Nacho, pidiéndole calma y tranquilidad, y algunos de los rivales contra algunos de nosotros, echándonos en cara varias actuaciones no propias del fútbol.... En fin, un circo total, que acabó solo cuando pitó el arbitro. 

No se que decir. No se si jugamos bien, mal o regular. Un poco como el partido de ida, qué curioso, ¿no? Pero esa es la verdad, que de los dos partidos jugados contra ellos, nadie sabe decir algo más que no sea el resultado final, pues ambos partidos fueron extraños. La ira se apoderó de nosotros durante mucha parte del encuentro, pero eso no motivó que no pensáramos en la victoria y en la importancia de los puntos, y creo que eso fue lo que nos hizo ganar. No justifico el comportamiento de Nacho, Ricky ni el mío, son momentos de mucha tensión, y al final, quien es perjudicado es solo nuestro equipo. Pero, a veces, es tal la pasión que hace defender nuestra camiseta que dejamos de lado el partido, los puntos y, en el peor de los casos, la Liga. Demostramos una vez mas, que estamos listos para cualquier batalla...pero el final está ya muy cerca. AUPA RAYO!!

Marcos Ainoza

 


Inicio El Club Plantilla Temporadas Fundación Multimedia Links Foro