RESUMEN DE LOS PARTIDOS

RESUMEN DE LOS PARTIDOS

LIGA 09/10

(Por respeto a los otros equipos no se pondrán los nombres de los jugadores rivales)


Ida - Jornadas de la 1 a la 9

 

JORNADA 1:    CARPIO CF  4 - 3  RAYITO MADRID

    FECHA: 31 de Octubre de 2009

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID: Kitos, Álvaro, Nacho, Miguel, Felgo, Nico, Willy, Iñigol, Luigio y Nano.

    GOLES: 0-1 Carpio FC    0-2 Carpio FC    1-2 Willy    2-2 Nico    2-3 Carpio FC    3-3 Luigio    3-4 Carpio FC

    TARJETAS: Azul para Miguel

CRÓNICA (03-11-09)


BAJO PALOS - Rayito Madrid 1.0

"En esta vida se puede ser de todo, menos tonto"  ( S.Mayoral, profesor )
 

Y ya van diez años! Seguro que pocos apostaban por conseguir esa magica cifra, ese numero redondo, esa "X" para los antiguos romanos. Pero el caso es que esta es una escuadra que año tras año se ha ido superando. Y a decir verdad no han sido pocos los obstáculos que hemos debido hacer frente, pero los hemos ido sorteando con la fuerza que crea la unidad, el compromiso, el esfuerzo...es decir, la amistad. Diez años después el núcleo duro, el "principio activo" del Rayito Madrid sigue mandando. Los capitanes, delegados y otros activistas han encontrado en este pequeño gran equipo un lugar para completar unas vidas que cada año se hacen mas complejas, con nuevas metas, la presion de empezar a trabajar, la necesidad de ganar su propio dinero, una edad que ya no nos permite hacer según que cosas... Eso, todo eso, cambia al enfundarnos la elástica Roja. Madre...que tiene el Rayito? BENDITA LOCURA!
 
Este año, los cambios en el club son variados. En primer lugar, la salida por motivos academicos del "7 del Rayo" , Astorga, deja escarchada y con algo de polvo esa zona tan difícil de suplir como es la media punta, el enganche entre  dos mundos, la puerta que une a los ingenieros del fútbol con los asesinos que marcan sin piedad...la frontera entre un "6" y un "9"....entre Mendieta y el Piojo López, entre Pirlo y Pippo Inzaghi... la medular del campo y la zona de artillería del fútbol. Il trequartista mas narcisista del club nos deja tan solo por un año, pero esa nostalgia a nosotros se nos hará eterna.
 
Pero, a rey muerto, rey puesto, no? El Rayito, comandado por su manager y brazo ejecutor, Nano, ha hecho los deberes este verano, para, no sólo auto-ficharse procedente de la ahora europea Fiorentina, sino además, convencer a un servidor de que su puesto estaba aquí, en el Rayito, su casa. Además, el Club se puso en contacto con dos jugadores de primera categoría. Uno era un viejo conocido del Club, Nico, el otro, una joven promesa, Felgo. Ambos vienen con ganas de contar con un titulo en sus vitrinas. Todos lucharemos por ello.
 
Pues bien. La cita era el Sábado 31. A las 17:00. El escenario, Campo Municipal Isla de Tabarca. Este año, la junta directiva decidió que era tiempo de cambio de ambiente. Veremos hasta que punto anduvieron acertados. El Rayito tenia el honor de desprecintar esta liga y este nuevo campo jugando el primero. Es curioso, pero los equipos que abren un campeonato suelen ser siempre los mas temidos, el rival a batir, los mas elogiados...espero que el tiempo nos de la razon, y que seamos nosotros, alla por Abril o Mayo, quienes seamos los últimos en abandonar el campo con las felicitaciones de nuestros rivales. Esfuerzo, entrega y orgullo juro que no nos van a faltar.
 
Con algo de retraso, y un colegiado algo mas moreno de lo habitual, arrancaba La Liga 2009/2010. Todos acudimos a la cita menos Angie, por motivos familiares, o mejor dicho, político-familiares, y Ricky, con una ceremonia de por medio. El resto saltamos al campo solo con una idea, ganar. Y eso debía pensar Felgo, con una delineada raya en su pelo rubio, y ataviado con el disfraz rayista desde que salio de casa, botas y medias con la bandera rojigualda inclusive.
 
Al cabo de pocos minutos, ya habíamos recopilado mucha información sobre el partido. Los rivales no parecían un equipo a temer, el campo era prácticamente impracticable debido a sus dimensiones y, mas tarde o mas temprano, tendríamos el control del partido. En cambio, no fue asi.
 
Por partida doble se adelantaron gracias a una internada mal defendida por nuestros zagueros, y un chut raso y fuerte a la base del poste derecho, "donde duele"...Segundos antes del fin de la primera mitad, Willy, listo como un zorro, empujó un balón ,entre una maraña de piernas, sin dueño, para inyectarnos una dosis de moral antes del descanso. La primera parte dejo un campo de dudas, precipitaciones y fallos que en absoluto se resolvieron en la segunda.
 
Es absolutamente fundamental saber leer el partido, es decir, analizar què tenemos enfrente, como se le puede hacer daño, de qué carecen y por donde se sienten mas cómodos. Nos obcecamos, yo el primero, en balones largos buscando la cabeza de Willy, o un rechace que pudiera cazar Luigio, Iñigo, o quien mas cerca estuviera. Error. Nuestro rival carecía de calidad, no eran mucho mas fuertes que nosotros, y, para colmo, ni siquiera tenían un portero en condiciones. A eso se le llama saber " qué tenemos enfrente". A partid de ahí, resolver las ecuaciones en la pizarra es cuestión trivial. Este es un partido donde podríamos haber impuesto nuestra calidad, donde podíamos habernos aprovechado de las carencias del portero para chutarle mas, donde el toque tranquilo en la medular nos hubiera dado tiempo y calma. Ya habra partidos donde nos enfrentemos a rivales mas duros y técnicos, entonces sí podremos acudir al pelotazo, a la racaneria, al fallo, al piscinazo. En definitiva, no retrocedamos al Rayito Madrid 1.0, esa antigua versión Windows 99', lenta, precipitada,  aquella de hace diez años, donde calidad, toque, músculo, valor, eran conceptos desconocidos para nosotros. En diez años hemos debido tener tiempo para madurar nuestro juego, para saber interpretar los partidos, para saber a que debemos jugar y donde debemos tener especial atención.
 
Mas de lo mismo en la segunda parte. Me pareció curioso, pero ellos no dieron un solo pelotazo en todo el encuentro salvo en dos o tres contras que nos pillaron al lanzar un saque de esquina. Recuerdo varios tiros a dos o tres metros del área. Recuerdo saques de banda que buscaban el pie, y no la cabeza, asi como en saques de esquina. Es decir, supieron leer el partido, y lo poco que tenían, hacerlo eficiente hasta la victoria.
 
Tras el 3-1, Luigio transformo con algo de fortuna un penalti cometido sobre Nico tras llevarselo por delante un jugador del equipo azulon. Luego, a los pocos minutos, un empujón clarísimo sobre Luigio, no pitado por el colegiado, desató nuestra ira. El arbitro, frío durante todo el encuentro, debió recordar aquel viejo proverbio ( si me engañas una vez, la culpa es tuya, si me engañas dos, la culpa es mía ) milésimas de segundo antes de gritar el típico " jueguen" y obviar un penalti para mi mas claro si cabe que el primero.
 
Nico, con la elástica del 22 milanista de Kakà, me hizo recordar un articulo escrito por Enric González en el PAIS, en su sección Historias del Calcio, cuando describía al ultracatolico balón de Oro como " el toque de un ángel, el disparo de un demonio ". Precioso fue el robo de balón a dos metros del centro del campo, y soberbio el chut al palo largo y a media altura, sin pensarlo dos veces. El 3-3 daba un vuelco en las casas de apuestas, donde se pagaba la victoria del Rayo a un precio ridículo. Era cuestión de tiempo. Otro error mas. A pocos minutos del final y en una jugada donde el equipo rojo estaba volcado al ataque, se establecía el definitivo 4-3, que nos quitaba de los primeros 3 puntos. Con bastante fortuna y un potente disparo de Luigio que se estrello en el palo no pudimos empatar...si, pero de eso quien se acordara?
 
Felgo, tan nervioso como desubicado en el terreno de juego no tuvo su día. Miguel, correcto hasta su expulsión por una niñería tampoco vivió su mejor encuentro. Pero aquí ganamos y perdemos todos, desde el portero hasta el ultimo punta. Pero, como he citado ya, pensemos, tomémonos unos minutos para pensar en el rival y no solo en nosotros mismos. Qué razón tenia Mayoral!

 

JORNADA 2:    LA QUINTA LOS MATAOS  3 - 9  RAYITO MADRID

    FECHA: 7 de Noviembre de 2009

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID: Kitos, Nacho, Miguel, Felgo, Luis maño, Ángel, Ricky, Luigio y Nano

    GOLES: 1-0 La Quinta los Mataos    2-0 La Quinta los Mataos    2-1 Luis maño    2-2 Luigio    2-3 Luigio    2-4 Ángel    2-5 Nano
               2-6 Kitos    2-7 Luigio    3-7 La Quinta los Mataos    3-8 Ángel    3-9 Ricky

    TARJETAS: Azul para Ricky y para un jugador del equipo contrario
 

CRÓNICA (12-11-09)


BAJO PALOS - La calma que precede a la tempestad

"Aceitunita que como, huesito que tiro" - Juan Antonio Anquela, entrenador del AD. Alcorcón

 

Nueva cita, mismo escenario. El Rayito afrontaba una segunda jornada en este campo, al que costara mucho cogerle el tranquillo, y también el cariño. Un nuevo enfrentamiento, pero en esta ocasión, y no por ello la última, contra nosotros mismos. La semana había pasado muy rápido y era el momento de cerrar el libro, y preguntarnos si habíamos "imparato la lezione" de la semana pasada. Si habíamos aprendido a leer el partido, a adelantarnos a los pensamientos rivales, a considerar al árbitro alguien que estaba en el campo pero no tocaba el balón...

 Y a todo esto, habían de sumarse las bajas de cuatro jugadores, tres de ellos amplios conocedores de un término que, año a año, se ha ido forjando como la más fuerte de las espadas, aquello denominado "El Espíritu del Rayo". Las fichas de Willy, Iñigo y Pepo, así como la última adquisición del Rayo, esa perla llamada Nico, no se encontraban entre las que Nano le dio al colegiado minutos antes de que diera orden de empezar el encuentro. Por el contrario, Angie y Ricky volvían a la convocatoria una semana después del debut. Además, y a modo de sorpresa, pero de esas que gustan, Nano incorporo a un nuevo fichaje, aunque, algo me dice que dentro de poco, y si sigue con nosotros, puede ser, el fichaje. Se trata de Luis, aunque Luis el Maño podría quedar mas completo. Es de esos jugadores que, aunque al principio callado y tímido, algo que no se le puede achacar, claro, ya que, presentarte a jugar un partido con un grupo de chavales que se han visto crecer no debe ser fácil, poco a poco se va haciendo con la situación. Enfundado en la camiseta blanca zaragocista, orgullo de Aragón, este cheposo (apelativo que reciben los nacidos en Zaragoza) se coloco en la medular del campo, algo escorado quizá a la derecha...En mi opinión, lugar donde se debería hacer una pequeña parcela y ahí asentarse. Creo que como volante derecho, o falso medio centro, puede ayudarnos mucho, combinando con Angie, que hizo un gran partido, así como un gran gol, o con Nico, dándole tranquilidad en su juego, y enganchar con Luigio, que ha encontrado en el extremo izquierdo del campo una lanzadera para encarar las redes del equipo rival.  

Con este plantel, desde la portería, le daba el ok al árbitro para que el partido se pusiera en funcionamiento. Los rivales parecían un equipo mas hecho que el anterior al que nos enfrentamos, aunque poco a poco se fueron desinflando. Una vez mas, el Rayo empezó adormecido, aun comentando la jugada de ayer, aun con el frió en el cuerpo. Y claro, en un campo con esas dimensiones, los ataques y tiros no se hacen esperar. Es bien cierto que las primeras fueron nuestras...ya, pero, de eso quien se acuerda cuando te hacen dos goles en apenas siete u ocho minutos? El primero llego desde la banda derecha a modo de mala suerte, debido a un gran tiro que reboto, de manera fortuita e incrédula, e las piernas de un sorprendido rival. Bueno. La buena o mala suerte también juega, como el árbitro, ¿no? Pero, el segundo gol fue indecente. Fue una de esas cosas que a uno le hacen escribir un Memorandum, es decir, un hasta aquí hemos llegado, y esto ha de cambiar. "Gracias" al cambio de Nacho y Miguel en la defensa, únicos zagueros con los que contaba el Rayo para afrontar el encuentro, por Nano y Felgo (que había bajado su posición de carrilero o volante izquierdo hasta central), llego el segundo. Un balón largo desde el área contraria, llego, de manera incomprensible, hasta mi área, botando, y ante aquellos dos neo-centrales que ni siquiera habían tenido tiempo a firmar el nuevo contrato de su posición. Mi salida no impidió el sutil toque que empujaba el balón hasta el 2-0. Se parece mucho al inicio de hace una semana, ¿verdad? El guión era el mismo, el final, podía serlo. Es lo que yo llamo, la calma.

 No había tiempo para explicaciones. Como de una orden al mas puro estilo miliar, esa que da el Sargento Steven, de Tejas,  al bueno del Cabo MacAllister, un joven llegado desde Boston, impuse que aquella defensa, no hoy, sino por siempre (jamás), podía darse por disuelta. Hay algo muy claro, no puedes pedirle a un ingeniero que te opere, ni a un fontanero que te mire el PC " porque mi ex-novia me ha mandado un virus "... Cada uno tiene su rol, cada uno somos una pieza, todas importantes, en este equipo. No me cabe duda de ello; entonces, para que probar? que necesidad hay? Un buen cambio hubiera sido la entrada de Pepo, pero me parece que poco le importaba allá donde estuviera. Además, a modo de sugerencia, pedí a Ricky que bajara hasta aquellos bajos fondos que es la defensa. Gracias a su envergadura y experiencia, podía venirnos muy bien. Delanteros, o si lo prefieren, gente de ataque nos sobraban. (Luigio, Felgo, Nano...) Pero volvimos a la defensa A-2 del principio. Nacho y Miguel volvieran a ser la vieja guardia.   

Nos asentamos mas en el partido, entramos en calor, y las ocasiones se fueron sucediendo. Fue cuestión de tiempo. Luis abrió la lata con la cabeza. No solo nos estaba dando experiencia en la medular, no solo robaba y pedía balones, no se contentaba con dar estabilidad y rigor...además marcaba, madre, ¡que descaro! La verdad es que es una de esas personas con las que da gusto jugar. Poco a poco se sintió tan Rayista como el que más y esa buena fe tuvo su recompensa. Mas tarde, Luigio aplastaba el balón con un derechazo al palo largo, imposible de parar, para, en los minutos finales, hacer una de esas pillerías, esa que hacen los mas listos de la clase ( sin ser el ojo derecho de la profe ) para hacer el 2-3 que nos mandaba a la caseta por unos minutos. Nadie ha pedido barrera, debió pensar antes de chutar desde 11 u 12 metros a puerta vacía mientras el muro, franqueable, que construían los rivales se venia abajo.

 La segunda parte fue un paseo. Los goles rojillos fueron sucediéndose a pares. Luigio se inflaba, Ricky no dejaba escapar una, Nano se divertía...Festival del Rayo. Nos pusimos 2-5 antes que desde mi propia portería batiera al desafortunado arquero. Me puse por un momento en su pellejo para sentir la humillación que es que te marquen desde tan alejada posición...¡pero que demonios! el 2-6 aplastaba a los rivales y llevaba hasta el termino épico la remontada. Es lo que llamo, la tempestad.

 Después de un cúmulo de despropósitos marcaban el que seria su último gol, y pocos minutos después hicimos nosotros los dos últimos para cerrar el resultado en un rotundo 3-9.   

Pero , no nos descuidemos ni un solo momento. La calma, esos minutos que hasta hora hemos tenido de atontamiento, de no calentamiento, de " aun no ha empezado de verdad el partido " han de reducirse hasta el mínimo, para dejar paso a la tempestad, a la lluvia de ocasiones, al asedio máximo. No esta bien el suponer que después de esos minutos de poca tensión llegara el rayo fulminador que hará temblar el suelo, porque no llegara siempre, y de hecho, habrá encuentros que nos mantengamos tan en calma que no sepamos cortarlos con ese fuego que nos ha caracterizado en este partido.

 Y , como dice Anquela, ese técnico de banquillo de madera, old school, que ha hecho que los muros de Chamartín tiemblen y que ha arrancado los primeros aplausos de rencor y odio hacia el equipo mas poderoso del mundo, quedémonos con lo bueno y desechemos lo malo, lo inservible rápido. Es decir, disfrutemos de la carne, de lo tierno, de lo gustoso, pero hagamos que esa sensación sea efímera y que lo duro y correoso también se vayan rápido. Sepamos agradecer y aprovechar lo bueno de nuestro fútbol y arrojemos lo inútil. Gracias Mister. 


JORNADA 3:    RAYITO MADRID  7 -2  LARROZ 3 DELICIAS

    FECHA: 14 de Noviembre de 2009

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID:  Kitos, Álvaro, Nacho, Miguel, Felgo, Nico, Willy, Iñigol, Luigio, Ricky y Nano

    GOLES: 1-0 Ricky    1-1 Larroz 3 Delicias    2-1 Luigio    3-1 Willy    4-1 Luigio    4-2 Larroz 3 Delicias    5-2 Nano   
               6-2 Kitos    7-2 Luigio

CRÓNICA (19-11-09)


BAJO PALOS -
Vivir para ver. Ver para creer

"En aquella fabrica no parábamos de trabajar ni un momento. "Dadle estopa-decía-"(Así contaba el origen del nombre del grupo José Muñoz, gracias a las arengas de su jefe)

Mas tarde que nunca, el Rayito afrontaba su tercer encuentro en el Campo de Tabarca. Una tercera cita, tiempo ya suficiente para no repetir los errores de la primera, ni acomodarse con los deleites de la segunda. Es en esta ocasión donde uno ya debe empezar a madurar, a ser profesional y tomarse esto como lo que es. La primera vez, para todo, estas nervioso y desubicado. La segunda, no paras de pensar en la primera. La tercera ha de ser borrón y cuenta nueva, no pensar en el pasado, ni en las veces que quedan. Por eso, el partido de ese sábado tenía más importancia de la que a priori tenia.
 
La quedada era a las ocho, y después de algunos problemas de logística, del quien recoge a quien, puesto que hay que saber que el Rayito cuenta con gandules de dilatada andadura como Nacho, Iñigo, Willy, y un largo etcétera, al final, unos mas tarde que otros, aparecimos. Aun con todo, tuvimos algo de suerte, ya que, el hecho de jugar a las 8 de la tarde también tiene sus inconvenientes, sobretodo, y dejando a un lado las adversidades climáticas y la llamada pereza de empezar y acabar un encuentro con los focos del estadio mas que encendidos, esta el hecho de comerte los retrasos de los partidos ya acontecidos.
 
Estos minutos previos al partido me dejaron, absolutamente boquiabierto. Fueron unos 25, pero parecieron decenios. Y no solo quede sorprendido, patidifuso, al ver a un Ricky y un Iñigo, no del todo cambiados con el atuendo deportivo, fumándose un piti, un cigurrino como le gusta decir al flaco del Rayo, en la caseta del banquillo minutos antes de empezar el partido, cosa absolutamente lamentable e impresentable en un equipo con tanta experiencia, sino también por que, por primera vez, y creanme, llevo en esto muchos años, vi al equipo calentar, tocar el balón ( en plan serio ) y discutir como habríamos de jugar. Vivir para ver. Jamás, pero jamás, y como dicen los italianos, puoi dirlo forte, vi al equipo con tal predisposición. Algo esta cambiando, y eso, me complace.
 
Después del rondo a dos toques y dos en el centro, Willy me ayudo a calentar con tiros cortos, rasos, y luego por alto, mientras Nico y Nano se divertían haciendo de las suyas con el cuero. A su vez, Luigio, haciendo valer sus años en el Recuerdo, explico de forma detallada, ya que muchos son, o somos, duros de mollera, una nueva táctica a emplear en los corners a nuestro favor. Yo me quede en el primera paso de " cuando levante una mano, dos bloqueáis y entra uno "...total, aun no se había dado la situación de que tuviera que subir a rematar un corner, aunque tampoco lo descarto...nunca digas este cura no es mi padre, ¿no?
 
Después de esa visión, y aun no creyéndomelo del todo, nos colocábamos en nuestra formación 2-2-1-1 para ir a por los 3 preciados puntos que premia la victoria. El rival parecía un equipo serio. Tengo por costumbre no preguntar como van en la "clasifica" para así no crearme ideas, que a menudo, son erróneas. El caso es que nos encontrábamos ante un rival, de primeras, más fuerte físicamente que nosotros, no había más que verlo. "Jugadores fuertes, tiros desde lejos, poco creativos, bien por alto", pensé. La ecuación ya estaba escrita sobre la pizarra de mi mente, para que quiero ver la tabla de puntos. Aunque, como en la pizarra siempre se escribe con tiza, esa ecuación podía estar mal formulada; luego se vio que había que echar mano del borrador; el Rayito imponía las leyes del partido.
 
Pasaron por lo menos 15 minutos hasta que nos adelantamos gracias a la fuerza de Ricky. Parece que el piti antes del partido le había sentado bien...Poco después, una falta a unos 3 o 4 metros del área rojilla era batida de manera directa por un adversario. Yo le cedí mi palo izquierdo a cambio de tres compañeros en la barrera. Pero el trueque no pareció bastarle. Cubrí el palo derecho, pero fue por la escuadra de dicho palo por donde se coló el gol que asentaba el 1-1 en el marcador. La estirada se hizo inútil, el cabreo fue mayúsculo. Me enseñaron desde pequeño que jamás puede entrar un gol por el palo que defiendes en una falta, si no, que sentido tiene colocar un muro en el otro palo, si el tuyo sigue estando desprovisto? Es posible pensar que un gol de esa magnitud, realmente bien colocado a la escuadra podía darse por "valido" en palabras de un guardameta. Pero a mi eso no me servia. Al acabar el encuentro, Luigio, mientras me devolvía a casa, me dio un consejo al respecto. Nadie en esta liga, esperemos, tiene calidad como para meter el balón por encima de la barrera, debido al propio balón, a las medidas de la portería, y sobretodo, a las medidas del campo. A su vez, es también improbable que marquen " por fuera de la barrera". Por ello, le haré caso a la hora de colocar la barrera acercándola mas al centro, teniendo yo menos espacio para cubrir en lo que quede de portería, pero pagando el precio de ceder algo mas en el palo mas descubierto. Bueno, si lo meten por hay, le felicitaremos, no Luis?
 
El caso es que antes del descanso nos fuimos con un cómodo, pero traicionero 3-1 gracias a otra ratería de nuestro segundo punta, que, al igual que siete días antes, aprovecho que no había pedido pasos cuando los rivales se disponían a colocar la barrera, para con un sutil toque, establecer la ventaja rojilla. De nuevo, un servidor, desde su propio área, hacia su segundo gol en su cuenta personal. La alegría fue doble: adelantar con mas claridad a los míos, y quitadme la espina del gol. Aunque, y que quede entre tu y yo, hubiera preferido parar ese disparo. Yo paro balones, no los meto. Cada uno su rol, recuerdas? Los rivales, es cierto, habían hecho valer su autoridad física en el juego aéreo cazando todos los balones de corner y de banda, pero habían creado poco fútbol y pocas ocasiones, o por lo menos, ocasiones reales de hacer otro gol.
 
 
El Rayito contaba hoy con todos sus efectivos menos, de nuevo, Angie por razones personales, y cada uno puso su granito de arena. Nico, quizá agobiado ya que debía irse corriendo en mitad del partido para currar, o Felgo, algo desubicado en el encuentro, no anduvieron como en anteriores citas, pero aun así, dejaron destellos de coraje y fuerza en determinadas ocasiones. Gran labor de Pepo, listo, anticipándose en muchas jugadas, y poniendo el cuerpo fuerte al cruce, hizo un magnifico encuentro. Grande también Iñigo, que acabo el encuentro haciendo pareja de central con Nacho, o Miguel, según el momento. Y Nano, con su chusti-gol, de rebote, al cual nos tiene acostumbrados, también contribuyo a la victoria de La Roja.
 
Digna de mención fue, a eso de la mitad del segundo tiempo, y con el partido ya encarrilado, la que, para muchos es la mejor jugada del Rayo en su historia. No recuerdo ni como ni en que momento, solo se que el balón fue tocado por todos los que en ese momento se encontraban en el campo con un solo toque, con rapidez, talento, precisión...espectáculo, oiga! Después de unos 10 pases, al primer toque, de todos nosotros, incluso yo, el balón quedo en las botas de Ricky, que no pudo culminar y poner el broche final, dorado, para hacer el que hubiera sido el Gol por excelencia de nuestros diez años de andanzas. Otra vez será, seguro.
 
 
Bueno, esto parece que funciona. La maquina esta siendo engrasada y ya no se oyen chillidos al arbitro,  o entre nosotros, aunque los goles son mas celebrados que nunca. Somos el Rayo, la misma ilusión, las mismas ganas, la misma fe. Demos a nuestras piernas fuerza, frío a nuestras cabezas, la mano a nuestros rivales (y con más cariño a aquel que nos dio la patada más fuerte). Démosle estopa a nuestro fútbol.


JORNADA 4:   QUINTA DE WABAS  3 - 5  RAYITO MADRID

    FECHA: 21 de Noviembre de 2009

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID: Kitos, Álvaro, Nacho, Miguel, Felgo, Nico, Willy, Ángel, Luigio, Ricky y Nano

    GOLES: 1-0 Quinta de Wabas    2-0 Quinta de Wabas    3-0 Quinta de Wabas (p)    3-1 Ricky    3-2 Willy
               3-3 Luigio    3-4 Ricky    3-5 Luigio

    TARJETAS: Azul para Kitos por protestar y a Willy por una falta.
 

CRÓNICA (24-11-09)


BAJO PALOS -
Un equipo maravilloso

"Hay victorias que valen seis puntos" (Beris, leyenda viva del AD. RECUERDO)

El Rayito se presentaba a esta cuarta jornada liguera con la baja, exclusivamente, de Iñigo por motivos más que familiares; desde aquí, toda la dirección del Rayo le envía un fortísimo abrazo. Ya venia avisando Luigio, a veces acertado en sus comentarios, y que esto no sirva de precedente, que el rival al que nos enfrentábamos hoy podía marcar un antes y un después. Podía ser un memorandum para un Rayito que, aunque parezca lo contrario, aspira a mucho más de lo que pensamos.
 
Decía Luigio en la Web rojilla, que este equipo podía presentarse complicado. Haciendo excepción a la regla personal de ver la "clasifica" antes de los encuentros, se podía ver como solo contaban con una victoria en su casillero y una derrota por la mínima ante el único rival que nos a arrancado, hasta la fecha, tres puntos, los de la primera jornada. Hay que recordar al lector que la Liga solo cuenta con 9 escuadras, y por tanto, una descansa semanalmente. Por ello, de 6 puntos posibles, ellos habían logrado 3, pero no por ello habíamos de bajar la guardia.
 
Las sospechas se confirman al llegar al campo. Un portero que para, diez jugadores fuertes calentando de manera efusiva y con pinta de llevar muchos años en esto y un equipo, un todo, que venia convencido de la victoria, hacían que el Rayo tuviera que ponerse el mono de trabajo, esta vez, de verdad.
 
El árbitro, del que más tarde hablare, realizaba el pitido inicial con un Rayo, a mi parecer, aun no preparado para la cita. Y diez minutos después las matemáticas, ciencia exacta por excelencia, daban un varapalo, quizá el mas grande hasta ahora sufrido, al Rayo. El marcador iluminaba un 3-0 mientras seguíamos con la torrija. Gracias a la autopista que dejamos en la medular del campo, aun no entiendo el porqué, ya que Angie volvía a la convocatoria una semana después, y el parece de los mas indicados a jugar en esa posición, junto a Willy o incluso Luigio si ejerce de segundo punta, y gracias también a varios desbarajustes defensivos, el marcador hacia justicia. La Quinta del Wabas, curioso nombre, aplicaba un serio correctivo a un Rayo desconocido. Ni en la primera jornada tuvimos esa desazón, esa incomodidad, esa mala gana jugando. Y hoy era un día clave, ya lo había pronosticado Luigio. Desde luego no estábamos dando la cara, solo había un conjunto en el campo, y esos no éramos nosotros.
 
El primero llegó de un corner desde la banda izquierda mal defendido. Eso, y la mala suerte de un débil despeje, hizo que el delantero contrario fuera mas listo a la hora de cazar un balón sin dueño a pocos metros del guardameta. Sin haber digerido el primero, llego el segundo, como en un gran banquete, donde no sabes por donde ni porqué, la comida llega como si emanase de una fuente divina. Una contra bien llevada por la Quinta, hizo encontrarme con 3 jugadores rivales, veloces, casi subidos a una moto, ante mi área. Poco pude hacer ante el bien llamado pase de la muerte al segundo palo, mas que empezar a ordenar una nueva defensa, más contundencia en el centro del campo, agilidad en las bandas, altruismo defensivo desde la delantera...es decir, quería un nuevo Rayo, por que este no era el mío. Como colofón, y ya que las desgracias nunca vienen solas, me vi casi obligado a hacer un penalti gracias a un buen quiebro del rival que ya enfilaba la portería. Hoy tampoco era mi día. El castigo, la pena máxima, nos dejaba ante un 3-0 sólido, contundente. Y lo peor no eran los 3 goles en 10 minutos, que también, sino el pensamiento que rondaba por la cabeza de todos y cada uno de nosotros...." ay madre, como acabara eso".
 
 
Y entonces, se obró el milagro. La salida de Nano, brazo político, económico, pero, en este caso, brazo emocional del equipo algo debió darnos, pero a todos se nos encendió una pequeña chispa, algo que hizo detonar la Santa Bárbara que esconde el buque de la  Rayito Madrid Army. Nuestro juego no mejoro mucho, pero sí cambio algo, no volvimos a cometer errores. Y eso, es ganar la mitad de la batalla que conduciría a la victoria en la guerra.
 
Antes de llegar al descanso, el Rayito ponía las tablas en el marcador con tres goles como tres soles. Goles que nacen desde las vísceras, que los dirige el corazón gracias al nervio, y que se celebran con músculo y griterío hasta que se resiente la garganta. Siempre se dice que cuando a tu lado se encuentra alguien superior a ti (da igual en que ámbito) algo se te pega. Es por ello que los grandes equipos europeos, esos con los que todo niño sueña con vestir su camiseta, tienen mas complicados sus encuentros, por que todos se crecen ante ellos. Esta vez, La Quinta eran mejores, por eso nosotros fuimos quienes crecimos y dimos el campanazo, el asalto a la Liga.
 
Es bien cierto que el Rayo jugo un partido horrendo, de estos de " papa, hubiera sido mejor que no hubieras venido, te avise..". Esos partidos marrulleros y toscos donde cada uno pierde sus papeles, eso quien los encuentre o directamente quien los lleve encima, y que el único alivio es cuando el arbitro pite el final del encuentro y ese tan conocido comentario de " jugadores a vestuarios ", que tanto le gusta decir a Alcalá en Carrusel Deportivo. Desde la portería, donde el meta no anduvo acertado, ni a la hora de colgar balones al área rival, una de sus especialidades, ni a la hora de atajar balones, pasando por una defensa suavecita, donde Pepo se esta ganando a pulso ser un indiscutible, llegando a una medular precipitada, falta de ideas y poco resolutiva. Incluso Willy vio la tarjeta azul después de una entrada a destiempo. ¿Willy? Sí, Willy.
 
Gran partido de los arietes del Rayo, casi de lo poco mencionable en esta crónica. Nano, dando instrucciones desde la banqueta, y otorgando rigor al juego ofensivo al saltar al césped; así como Ricky, que hizo un excepcional partido, subiendo y bajando durante todo el encuentro, jaleado por aficionados que no paraban de repetir "¡vamos gorda! “, se fue a casa, piti en mano, con la satisfacción que da un gran partido, dos goles, y tres puntos mas en la clasificación. Y digo tres por que son esos los "legales" por ganar. Pero, realmente, y como dice el conocido Beris, casado y amante del balón desde tiempos remotos, son victorias de 6 puntos, 3 que me llevo por ganar, y 3 que te robo a ti por perder. Pura poesía futbolística. Un soneto a este deporte que no cansa, que late en nosotros, y que cada fin de semana resurge dándonos fuerza para esperarle siete días más hasta vivir de él de nuevo.
 
Mención aparte para Luigio. Gracias a su dilatada experiencia en otros equipos, sabia que este era uno de esos partidos donde has de echarte el equipo a las espaldas, esas que el tiene reducidas debido a sus dimensiones,  y caminar con el rumbo a la victoria; y así lo hizo. Inteligente, rápido y macarra cuando la ocasión lo merecía, ese vacilillas de metro sesenta y cara de carterista dio un puñetazo sobre la mesa para decir: aquí estamos. Y fue el quien comando una mejorada segunda parte, donde hicimos dos goles, para ganar a un rival que sin duda peleara por estar ahí arriba.
 
Y es que este equipo no ha encontrado un cerebro que dirija, un extremo que centre, o una defensa sólida que actúe de muro, pero hay algo en nosotros que nos dice que podemos, que siempre hemos podido, y que lucha y entrega tenemos que exigirnos hasta dar el 100% de nosotros hasta caer exhaustos. Somos un equipo que maravilla, incluso jugando mal, incluso con la adversidad de un arbitro autoritario, casero, de tarjeta fácil y discurso hostil. Eso no podrá pararnos, esta victoria es un punto de inflexión, y todos debemos reflexionar y convencernos que tenemos equipo para luchar entre los tres primeros, y una vez ahí, se necesitara un poquito de suerte, esa traicionara ilusión que solo esta con unos, con los valientes.


JORNADA 5:    DESCANSA

    FECHA:

    CAMPO:

    CAPITAN R.M:

  RAYITO MADRID

    GOLES: 
 

JORNADA 6:    POZ Y ESTOS  1 - 7  RAYITO MADRID       

    FECHA: 12 de Diciembre de 2009

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID:  Kitos, Álvaro, Felgo, Ángel, Willy, Iñigol, Luigio, Ricky y Nano

    GOLES: 0-1 Ricky    0-2 Ricky    0-3 Willy    0-4 Luigio    0-5 Nano    1-5 Poz y estos    1-6 Ricky    1-7 Willy

CRÓNICA (12-12-09)


BAJO PALOS - El Talismán

“In ogni posto che andiamo la gente vuol' sapere chi noi siamo”
(coro ultra italiano)

Con dos semanas de parón a nuestras espaldas, el Rayito Madrid se ponía de nuevo en funcionamiento. El puente de primeros de Diciembre, sumado a la semana de descanso "merecido"  de la que todos los equipos gozan una vez por vuelta había hecho que no nos viéramos las caras durante quince largos días. La propuesta de echar una pachanguita se había quedado en nada. Hoy la vuelta seria más dura que nunca.

 La sexta cita rojilla abría la jornada contra el Poz y estos, equipo que tiene bien merecido ostentar el farolillo rojo de la clasificación. El retraso, de unos 20 minutos, del colegiado nos dio suficiente tiempo como para entrenar frikis polémicos que nunca tienen lugar, practicar mendietas que jamás salen, tirar caños imposibles, pero, ante todo, comentar la jugada de anoche, donde fieles al mañanaeo como A.C., I.B. o G.A. (se escriben sus iniciales por miedo a represalias y salvaguardando su intimidad) compartían sus experiencias vividas, o mejor dicho , bebidas, ya que el alcohol que transpiraban se hacia patente allá donde pasaban... 

Con las ausencias de Nacho y Miguel, por causas que la Directiva aun desconoce, y que acarrearán, seguro, multas de carácter económico y deportivo, el Rayito perdía su potencial defensivo y Pepo quedaba huérfano en esa zona del campo en la que a pocos le gusta jugar y que tan necesaria es. Ademas, por motivos laborales, Nico se perdía un encuentro mas. Pero poca importancia tenían estas bajas si Felgo, esa figura futbolística de ultima generación, traía consigo un amuleto, un talismán rubio a modo de hermana que tantas pasiones desata entre los jugadores rojos. Más de uno, y no quisiera tener que escribir de nuevo iniciales, ya que más de uno vería las suyas por partida doble, sintió una inyección de moral , de protagonismo, de calidad jamás sentida en sus piernas, gracias a ese pedacito de cielo que Felgo nos trajo a modo de regalo en estas fechas tan señaladas. Lástima que antes de acabar la primera parte tuviera que ser sustituido debido a un traumatismo en su pierna derecha, que, como buena hermana, fue curado con mimo y cariño por la conocida amistosamente como la Felga

Y siguiendo ese popular mensaje navideño de ese conocido personaje de la historia española, diré que me llena de orgullo y satisfacción poder decir que fue la victoria mas cómoda que en esta temporada ha tenido el Rayo. El encuentro, más allá del resultado, un abultado 1-7, doblemente difícil ya que jugábamos como visitantes, ospiti que dirían nuestros colegas italianos,  dejo muchas conclusiones que aquí quisiera comentar.  

En primer lugar, y empezando desde donde se construye un quipo, la portería. Se vio un portero hecho, seguro por arriba, fuerte abajo. De esos que se llama old school y desde los que, desgraciadamente, ya quedan menos. Olvidado ya (quince días dan para mucho) el horrendo partido anterior, aquel donde anduvo desacertado casi todo el encuentro, el arquero rojo, il gatto, recobro su confianza en un partido redondo. Y no solo eso, además se permitió el lujo de surtir de balones, como se surte de bellotas a los puercos para obtener el mejor jamón del mundo, a los delanteros durante todo el partido; esos caramelos, o perlitas, que les llegaban fueron bien aprovechados, tanto que el primer gol fue una buena asistencia del portero a uno de sus brazos ejecutores, Ricky. El único tropiezo, por mencionar algo, fue la falta de visibilidad en un disparo fuerte dentro del área del delantero rival, que supuso el único gol encajado. 

Después quisiera mencionar el nuevo descubrimiento rojillo. Iñigo a demostrado, y este no es el primera partido, que le está tomando el gusto a la posición de central. Aun fatigado por la juerga de la noche anterior, aguanto valientemente en esta posición no siempre fácil para un futbolista, incluso de su categoría y experiencia. Creo que puede ser un buen falso central para cuando las condiciones lo precisen. Entra bien al cruce, guarda la posición, y ayuda al mediocentro a sacar el balón jugado, con clase.

 Y ese mediocentro clásico apareció 6 partidos después. Buen partido de Angie, quizá el mejor en lo que llevamos de temporada. Ofreciendo toque, elaborando juego en la medular, y poniendo un toque de agresividad y descaro a la hora de sumarse al ataque. El Rayo necesitaba que de una vez por todas Angie empezase a arrimar el hombro y demostrase por que el Rayo le había renovado el contrato después de recibir muchas ofertas de importantes clubs. Bienvenido Ángel.

 Y para acabar, la parte caliente del campo. Aquella donde seria difícil encontrar diferencias con un campo de batalla. Gran partido de Ricky, héroe y villano del Rayo. Con una tripleta reivindico a aquellos delanteros, fuertes, agresivos,  y trabajadores con los cuales un equipo siempre ha de presumir. Empezó anotando los dos primeros charros para el conjunto rojo, y se pronosticaba que hoy podía ser la noche donde ascendiera al Olimpo de los Dioses, y la verdad es que motivos no le faltaban.

Luego, ya en la segunda, por un error logístico no entró hasta los diez últimos minutos; pero aún con eso su hambre de gol no se había mermado, y anoto nada más entrar, como diciendo, "no os habéis librado de mi".  La pena fue su compañero de baile, Luigio; despistado y fallón, el pequeño de la roja no tuvo su día, incluso fallo un penalti bastante mal tirado. Sin duda, no era la ratilla que conocíamos, pero bueno, no seré yo quien le recrimine su mal partido, ya que nos ha dado una pila de puntos gracias a sus goles. Además, Willy, con dos tantos y Nano con uno, cerraban la jornada. Victoria de oficio para un Rayo que no falla contra los pequeños y que pone en apuros a los grandes. La solicitud para la Liga está escrita, ahora solo falta sellarla  partido tras partido, demostrando, como los ultras italianos, que aquí estamos y que vamos a luchar, haciéndonos notar hasta acabar exhaustos, hasta el último aliento.


JORNADA 7:    RAYITO MADRID  10 - 2  QUIEN FUMA

    FECHA: 19 de Diciembre de 2009

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID:  Kitos, Álvaro, Nacho, Miguel, Felgo, Nico, Willy, Iñigol, Luigio, Ricky y Nano

    GOLES: 1-0 Luigio    2-0 Ricky    3-0 Willy    4-0 Nico    5-0 Felgo    6-0 Nano    7-0 Luigio    7-1 Quien Fuma
               8-1 Ricky    8-2 Quien Fuma    9-2 Ricky    10-2 Ricky

CRÓNICA (19-12-09)

 

BAJO PALOS - Tres Puntas

"Llegar al área y no poder patear al arco es como bailar con tu hermana.”

Diego Maradona, seleccionador de Argentina.

 
Frío, frío, y más frío. Eso es lo que se encontró el Rayo a su llegada, de nuevo, al campo de Tabarca. Y para colmo, el Rayo cerraba la jornada, sabiendo lo que habían hecho sus principales adversarios a batir, pero enfrentándose también a un clima hostil y poco propicio para la practica del deporte rey. Además, lo que aún no sabían los jugadores rojillos es que, además de la oscuridad rota por los potentes focos, un día horrible de bajas temperaturas y mal horario, se enfrentarían al que posiblemente haya sido el partido más bronco de toda la temporada.
 
Una vez más, Angie faltaba a la cita. Es una pena, primero por el gran partido que desarrollo la anterior jornada, y sobretodo por que la falta de continuidad, viniendo un partido si, y dos no, puede acarrearle problemas para la segunda vuelta del campeonato. Por lo demás, el Rayo podía alinear su once de gala, desde el portero hasta la referencia en ataque. Además, esta vez no contábamos con nuestro talismán, pero, aunque de sexo contrario, vino a vernos un espectador de lujo. Fono, recién llegado del taco de la bota de Italia, no estaba dispuesto a perderse un partido del equipo de sus amores, aquel que le vio crecer, donde empezó a marcar la diferencia a base de tantos, esfuerzo, entrega y un amor por el Rayo que pocos le han dedicado. Por lo que sé, futbolísticamente esta de parón, de año sabático, puesto que el calcio italiano poco tiene que ver con la liga española, donde el gol es el único lenguaje que se entiende en el campo. Por ello, ha decidido colgar las botas de manera momentánea y disputar algún partido benéfico y con fines solidarios que ahí le propongan. Es un orgullo tenerte de nuevo, Fono.
 
Nostalgia aparte, que el partido comienza. Después de un calentamiento no del todo eficaz, el árbitro, un latino de poco más de metro y medio, daba orden de empezar. Se puede decir que hubo más goles que ocasiones. El Rayo se dio un festín en la primera parte gracias a un equipo poco organizado en la defensa, blandito en el ataque y con pocas ganas de interesarle el fútbol. Nos pusimos por delante en el marcador, que, sin darnos cuenta, ya reflejaba cuatro goles a favor sin apenas haber sudado la camiseta; eso fue lo que empezó a calentar los ánimos. El Rayo solo se dedico a imponer su fútbol, mientras que el contrario a arremeter contra el arbitro, a protestar ante el o ante el equipo rojo, y a ir sacándonos poco a poco del partido. Hubo dos o tres roces antes de acabar la primera mitad.
 
Pero quisiera quedarme con otros datos que no sean esos. En primer lugar, la vuelta de Nico a la titularidad; jugador de casta y corazón, no paró el tiempo que estuvo sobre el césped. La banda izquierda fue suya, haciendo de lateral y extremo a partes iguales. Además, hizo un tanto que le elevó la moral e hizo sentirse de nuevo parte de esta institución. Por otro lado, Felgo, al que la jornada pasada un golpe en la pierna le hizo retirarse antes de tiempo, marcó el que por ahora es su primera tanto con la elástica roja. Y me dio la sensación de que el se alegró mucho, pero aun mas el equipo entero. Todos fueron a abrazarle y arroparle con el cariño que nos caracteriza. Seguro que caerán muchos más.
 

Poco después de esos dos goles, llegaría el del equipo contrario de falta. Un error en la colocación de la barrera, sumado a la confianza del portero, hizo que encajara su primer gol; pero eso no fue lo peor, contando que el partido estaba ganado desde el minuto uno, sino que ese error saco al arquero rojo del partido. Es muy exigente con su trabajo y su rol en el equipo, y es por ello que exige a los demás jugadores el mismo compromiso y entrega. Ese gol, a priori insignificante traería más consecuencias.
 
En la segunda más de lo mismo. El Rayo volcado arriba, sin importarle que les sacábamos seis goles de diferencia. Solo pensaban en aniquilar al rival, cebarse con el y matar el frío a golpe de goles y fútbol. Y ellos, a lo suyo. Protestando a un endeble colegiado que se guiaba por el grito de las patadas que daba uno u otro quipo para medir la gravedad del asunto. Un árbitro que no sabía si apuntar a derecha o izquierda en un saque de banda, y por ultimo, un árbitro al que el partido se le iba de las manos. Hasta que, precedido por un plantillazo claro a un zaguero rayista, vino el segundo gol rival. Las protestas fueron en vano. Pero los nervios no habían hecho más que activarse, y estaban a flor de piel.
 
Todo se desencadenó tras una horrible falta que cometieron sobre Nacho. Los tacos, apuntando a su tobillo, le alcanzaron a destiempo y sobretodo, a mala fe. ¿A qué viene ese tipo de entradas, tirándose al suelo, en la medular del campo? El grito fue mayúsculo y estremecedor. Y Nacho, obviamente, se encaró. Pero no fue solo. El arquero, que lo veía venir, corrió a exigir explicaciones de tan absurda falta y, de paso, a arremeter contra un jugador, que aunque no tuviera nada que ver en ese momento, había calentado el partido desde el primer minuto, amenazando a nuestros jugadores, llorándole al arbitro y con unas maneras propias de alguien que no ama este deporte.
 
El resultado era el previsible. Nacho retirado con las asistencias medicas, azul para el portero, y el de la falta en el terreno de juego. Todo muy justo. En fin, salvando ese incidente, el Rayo acabó el partido metiendo un par de manitas a los antifutbol, que luego deportivamente aceptaron nuestras manos así como nosotros las de ellos. Ricky, polivalente, guardo la meta roja durante 5 minutos, donde se reivindicó como arquero. Pero ese puesto ya esta ocupado, y si no echad un vistazo a los goles en contra...
 
Y ya que me he quedado en Ricky hablare un poco de el, y de sus dos compañeros de profesión, que juntos, como el tridente de Neptuno, amo de los océanos de la mitología romana, forman las tres puntas. En primer lugar Nano. Ayer seguramente cuajó su mejor partido de la temporada. En los partidos pasados ha estado a medio gas, algo torpe y fondón, sí. Pero eso puede cambiar en un partido. Se colocó como extremo derecho, a lo Messi, entrando siempre por el centro y también haciendo las veces de carrilero. Varias fueron las joyitas que dejo en el campo, como un par de regates, mas bien fintas, sin tocar siquiera el balón, pegadito a la línea de cal, que hicieron tambalearse y dejar en evidencia al defensor. Participativo y en buena forma, volvió a encontrarse con el gol, esta vez no de rebote, y se mantuvo fresco todo el partido. Quizás estemos ante el Nano de hace unos años, referencia en ataque y alma del equipo. Solo espero que continuidad sea la palabra que mas le acompañe de aquí a final de temporada.
 
Qué decir de Luigio. Dos goles, asistencias, sumado a su descaro, su atrevimiento, su hambre. Además, este partido, follonero y sucio, son de los que les gustan al pequeño Luis. Se crece, se divierte viendo la desesperación contraria; se siente grande ganando saltos a gente que le sacan dos cabezas. Juega tranquilo cuando el rival es más agresivo, y eso lo hace de maravilla. Sin duda, la pelea por el pichichi con este jugador solo hay una persona que se la pueda discutir: Ricardo Martín Erice, Ricky.
 
Cuatro charros, ya, pero es que la pasada fueron tres, y antes habían sido dos. Y sigo, el primer partido no jugo, casualmente el único que contamos como derrota. Es que aquí hay algo muy claro, que el joven del equipo es un "9" puro. Que no piensa, solo actúa. Que no pregunta, dispara. Que se mueve por instintos, por el olfato goleador que solo tienen los asesinos, los Pippo Inzaghi, los David Villa, los Piojo López y los Diego "Il Príncipe" Milito de turno. De gran envergadura y gatillo fácil, ha conseguido once dianas y ha dado otras tres... Carácter tampoco le falta. Peleón e inconformista, ha demostrado que desde que salta al campo solo quiere meter goles a costa de lo que sea, y eso es un poco lo que necesitamos en el Rayo. Querer ganar, creer que podemos ganar a todos, y enfadarnos mucho, muchísimo, si eso no se consigue. Solo podemos perdonarnos haciendo partidos de absoluta entrega como la famosa remontada del 3-5. Solo sudando sangre tendremos la salvación del perdón. Y ese espíritu lo lleva Ricky muy adentro.  Sin andarse con tonterías, él no quiere bailar con su hermana, eso es perder el tiempo...

   


JORNADA 8:    FU MAHOU  2 - 7  RAYITO MADRID

    FECHA: 09de Enero de 2010

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID: Kitos, Miguel, Felgo, Ángel, Willy, Luigio, Ricky y Nano

    GOLES: 0-1 Luigio    0-2 Luigio    0-3 Willy    1-3 Fu Mahou    1-4 Ricky    1-5 Luigio    2-5 Fu Mahou    2-6 Ricky    2-7 Luigio

CRÓNICA (09-01-10)

 

BAJO PALOS - La Nevera

“La única verdad es ganar. ‘Lo importante es competir’ es una frase hecha para los otarios y creada por los perdedores”.

Osvaldo Zubeldía

Soy de la opinión que cree que un fin de semana sin fútbol es mucho. Se te hace mas largo de lo habitual, al no tener la referencia que indica que el sábado jugaras, y es eso lo que en parte marca el punto de referencia del sábado o del domingo. Sin esa cita, sin ese evento, me siento desubicado en los días de descanso semanal. Ni que decir tiene lo lentos y pesados que se me han hecho estos 20 días sin disfrutar del equipo de mis sueños. ¡Bendita locura!
 
Y es cierto, por que cuando llevas mucho tiempo sin saborear algo, al probarlo mas tarde, su sabor parece haberse potenciado al máximo de los exponentes. Un año mas, este 2010 que apenas se esta desperezando, el Rayo se mantiene mas fresco y vivo que nunca. Aunque a veces las condiciones para practicar el deporte de origen ingles no sean las mejores.
 
Eran pocos los grados que se habían quedado estancados en el campo de Tabarca a eso de las 18:00, momento en el cual el Rayo abría su regalo de Reyes con unos días de retraso, el poder juntarnos con una idea en la mente: ganar. Muchas eran las bajas de los rojillos, y, por una vez, solo dos pulmones esperaban en el banquillo para refrescar otros tantos en estado de saturación. Nacho, por motivos académicos, Nico, de viaje a tierras castellanas, Pepo, aun afincado en el Norte peninsular e Iñigo, que al parecer le sonrió la suerte la noche anterior, eran nuestras bajas. Lo peor es que estas demarcaciones no eran equitativas en nuestro juego, ya que la posición de defensa era la que mas se resentía, ya que dejaban a Miguel huérfano de ambos padres en la zaga roja. Aunque ello no pareció importarle a nuestro defensa, que cuajo un excelente partido.
  
Gris y aburrida fue la primera parte. Un rayo desconocido y fallón dejo pasar los minutos hasta que el árbitro pito para un descanso que en absoluto nos merecíamos. El marcador reflejaba un 1-3 que ninguno de los dos equipos se merecían. Ellos, un conjunto de amigos que tenían la misma pinta de futbolistas como Ricky de componente del Ballet de Moscú. Nosotros, dormidos y apáticos, habíamos conseguido los 3 goles de una forma racana y poco trabajada. El primero, con una falta de Luigio sobre el portero rival; no se puede decir que por una clara obstrucción, pero que si el arbitro la pita tampoco pasa nada...El segundo, ante la pasividad de la defensa a poco mas de 2 metros sobre la línea de gol, y un tercero, marca de la casa (Pérez de Miguel ), el mas rastrero y abubilla (pájaro agradable a la vista, pero de olor fétido y canto monótono) que el equipo rojo ha conocido, que acabo trasformando Willy.
 
El quipo contrario, el Fu Mahou, haciendo honor a su nombre, no estaba haciendo mucho por ganar, pero el Rayo aun menos; no daba la impresión que fuéramos un equipo vencedor, que opta al titulo y que cuenta en la tabla clasificatoria con el máximo de los goles a favor y el mínimo encajado. Y es esa actitud la que, a mi por lo menos, me empieza a preocupar.
 
Después del parón que tuvimos allá por diciembre, debido a la jornada de descanso, sumada a los días donde celebramos nuestra no siempre cumplida constitución española ( ... ) hemos tenido la gran suerte de jugar contra los tres equipos colistas de la tabla. Y es cierto, hemos promediado un buen número de goles y hemos obtenido nueve de nueve puntos. Pero creo que el juego ha decaído. Somos goleadores, pero cada día menos futbolistas. Y ahora nos vienen dos equipos que van a marcar el devenir del Rayo este año. Dos equipos serios, competitivos, que llevan muchas jornadas esperando este encuentro y del que yo saco una conclusión: ganara el quipo que más se crea que puede ganar. Estamos los tres casi con las mismas condiciones en la tabla, pero es cierto que nuestros dos últimos encuentros para cerrar la primera vuelta sean seguramente los más complicados, ese será nuestro handicup.
 
Es absolutamente necesario que despertemos de este largo mes de hibernación que nos hemos chupao y que empecemos a mentalizarnos para lo que ahora nos viene. Creo sinceramente que nuestro papel en esta liga puede ser el de protagonista. Pero no olvidad que los secundarios también optan al Oscar de la Academia. No me importa ser el amigo del bueno de la película, o el que muere en la ultima escena salvando a la chica, pero quiero que mi muerte sea con honor, con valor y con entrega. Como la buena carne, ha de ser sacada de la nevera un rato antes para que esta coja mas sabor al ser cocinada. Hagamos lo mismo. Preparémonos para dar nuestra mejor versión y sacar el potencial que llevamos dentro, que creedme, es mucho.
 
Lo que vino después del encuentro, después de estos párrafos, parece importar poco. El rayo al final gano cómodamente, pero es uno de estos resultados que engañan. Parece que fuimos constantes al marcar y que todo se nos puso cuesta abajo desde muy temprano. Estuvimos cerca de un cuarto de hora con un 2-4, a mi juicio engañoso. Un gol les mete en el partido, uno a nuestro favor les saca. Y ocurrió. Después del 2-5 ellos desconectaron y marcamos otros dos tantos casi por inercia, sin querer. Genial partido de Miguel, muy contundente en la defensa y supo corregir mis indecisiones en las salidas. También buen partido de Willy, que aun algo fallón en sus remates de cabeza, su debilidad, izo una labor soberbia en el medio del campo y ayudo a Felgo en su banda en tareas defensivas. Ángel, algo precipitado en sus acciones, y los tres puntas, con un Ricky mas chupón de lo habitual, completan la sexta victoria seguida de la maquina roja. Os espero el próximo sábado, esto va en serio.

  
JORNADA 9:    RAYITO MADRID  5 - 3  VUELVE EL ESTRELLA      

    FECHA: 16 de Enero de 2010

    CAMPO: Isla de Tabarca

    CAPITAN R.M: Nano

  RAYITO MADRID: Kitos, Álvaro, Luis 'maño', Nico, Ángel, Willy, Luigio, Ricky, Iñigol y Nano

    GOLES: 1-0 Luigio    2-0 Rcky    2-1 Vuelve el Estrella    3-1 Kitos    4-1 Luigio    5-1 Iñigol    5-2 Vuelve el Estrella    5-3 Vuelve el Estrella

    TARJETAS: Azul para Luigio por falta peligrosa

CRÓNICA (09-01-10)

 

BAJO PALOS - Fútbol total

"...è per te, è per te, è per te che io canto per te
ovunque sarai ci sarò non ti lascierò mai
io lo so, io lo so, io lo so sono pazzo di te
tu lo sai, tu lo sai, tu lo sai che io vivo per te..."
 
(Coro Ultra Napoli )

La cita, la más esperada. El campo, a rebosar. El ambiente, un infierno. El Rayo, el sábado a primera hora de la tarde, afrontaba el que seguramente iba a ser, y es, el partido más importante por ahora de la competición. Y los ojos de los rivales, los candidatos a llevarse la Liga, también estarían fijados en el partido. Un partido que podría definirse como un punto de inflexión. Está bien claro que es una liga bipolar, donde son tres los equipos que se han inscrito para echar una pachanguita entre cerveza y cerveza, más otros dos que, con la estabilidad que premia la mitad de tabla, no parecen aun equipos muy serios y con posibilidades, y otros cuatro, incluido el Rayo, que presentaron sus credenciales al título cuando habían pasado unas pocas jornadas.
 
Pues bien, hoy el Rayo demostró que esto va muy en serio, y ha dado un puño en la mesa que todos han parecido oir. Hoy se ha convertido en el rival mas temible, en el rival a batir, pero sobretodo, en una apuesta fija para el Titulo que empieza a provocar que los otros rivales empiecen a luchar por la segunda posición, pues la primera ya parece estar adjudicada.
 
En el campo, de nuevo, contábamos con las bajas de Nacho, Miguel y Felgo. Al parecer todas por motivos académicos. Y de nuevo nuestra defensa se resentía al perder a dos veteranos zagueros que portan el orgullo rojo en lo más profundo de su pecho. Pero los demás estaban todos, y con una motivación extra. Además, y para disfrute del futbol, volvíamos a contar con Luis, perla aragonesa extraída de las minas adyacentes al Ebro y tallada y pulida en Chamartín. Más tarde se hablara de él.
 
Ellos, el Vuelve el Estrella, solo había ganado un partido menos que nosotros, y realmente nos tenía muchas ganas. Es bien cierto que contaba con bajas importantes, como su mediocampista con el dorsal '10', al cual Luigio y un servidor nos habíamos preocupado en observar algún que otro partido y del que deducíamos que era uno de los mejores de su equipo , si no el mejor... Aun con todo, es un equipo bien organizado, con entrenador, y nuestro último rival a batir antes de girar y empezar la segunda vuelta.
 
Los diez primeros minutos fue algo así como un combate por el peso pesado entre dos grandes del Boxeo. Nerviosismo, tiros desde fuera y algo de precipitación caracterizaron a los dos equipos. Se estaban tanteando, dirían los expertos en el maravilloso mundo del púgil. Pero en un abrir y cerrar de ojos, todo pareció cambiar. Ricky, atento y sin escrúpulos, se aprovecho de un error en el área para marcar el primero al más puro estilo Torres en la final del Europeo que tuvo lugar en Austria. A partir de ahí, el Rayo jugo más cómodo, más tranquilo gracias al colchón del primer gol, y las ocasiones se fueron sucediendo. De nuevo, y casi sin querer, el portero hacía su tercer gol desde un saque de puerta. Sí amigos, el tercero ya. Los rivales veían como poco a poco el partido se les iba de las manos, y, gracias a una rigurosa expulsión del árbitro sobre Luigio, ellos, en esos 5 minutos que pena la tarjeta azul, renacieron. Llego su primer gol en un rechace despejado por el palo izquierdo al que poco pudo hacer el meta rojo, y poco después y antes de acabar la primera, Iñigo batía, con algún hueso de su flácida pierna, al portero rival a la salida de un saque de banda, estableciendo el 3-1.
 
El partido estaba siendo bonito, abierto y limpio, propio de dos equipos ganadores que solo piensan en futbol y goles. El descanso fue más que merecido. Ellos quizá estuvieran mas cansados al solo tener un hombre en el banquillo, pero nosotros también contábamos con trasnochadores, eso igualaba la balanza...
 
La segunda empezó con un ritmo altísimo impuesto por el conjunto Rayista. Crearon más ocasiones si cabe que en la primera, y nuestro futbol fue más directo y vertical. Poco a poco, empezábamos a creer. En ningún momento se echaron atrás defendiendo el resultado, todo lo contrario. Es un campo muy engañoso, donde los goles pueden llegar sin merecerlos, incluso sin buscarlos, y era un partido demasiado importante como para tirarlo de esa forma.
 
De libro fueron los goles de la segunda. El primero, un contraataque empezado por el portero que atrapa un balón desde el córner, rápido lo juega a Ricky en banda, y este al primer toque le pasa raso a Luigio que corría con su marcaje en la punta del área. El balón aun ascendía mientras se colaba por la escuadra izquierda. Una maravilla. Y no menos bonito por el ser el 5-1 fue un cabezazo, soberbio, de Luigio, con su 1,62m, apoyándose en el aire para cruzar un balón a media altura, dibujando una particular parábola, y que dejaba al portero en una posición semejante a cualquier estatua echa de piedra. Ya estaba hecho. La desesperación se apoderó del rival, ofuscado y tembloroso al ver que no solo se les escapaba la Liga, sino que su rival más directo les estaba vapuleando.
 
Aun hubo tiempo para que marcasen dos goles más, uno de rechace ante un paradón del portero rojo, y otro, encajado por falta de visibilidad en el área. El 5-3 encaja como una losa después de los 3 pitidos del árbitro. Pero, sin embargo, era engañoso. Primero, porque fueron no una ni dos ni tres, sino cuatro las veces que estallamos balones en el poste rival, y porque los 2 últimos goles habían venido en los últimos 3 minutos. Fuimos claros ganadores y justos vencedores.
 
El partido nos ha demostrado que tenemos un equipazo. En primer lugar, desde la portería. Enorme partido en cuajado por el meta. Tuvo trabajo que solvento con seguridad y calma. Por alto no perdió ningún balón, anticipándose siempre al rival y saltando fuerte y con la seguridad que solo la experiencia da. Acertado con los pies, contribuyo a dos goles (uno que marcó y otro que puso en bandeja) y paró un disparo a bocajarro que hubiese puesto el 5-4 a poco del final. Gran actuación de una pieza clave en la formación rojilla. Es cuando se le necesita cuando mas aporta. Además, honor especial a Luis, que aun con solo dos partidos en nuestras filas, se ha ganado el puesto con esfuerzo y humildad. Es hora de que la directiva se ponga en contacto muy en serio con el para poder "amarrarlo" para la temporada que viene, pues no serán pocos los conjuntos que se hayan fijado ya en el. Contundente por arriba, rápido en el cruce, sabe sacar el balón jugado, pero sobretodo, es gran lector de los partidos, y eso le da unas decimas de segundo más para sabes aquello que va a ocurrir con el balón, y eso en un defensa es algo innato.
 
Una vez más, espectacular partido de Willy, amo del juego aéreo. No tocó un balón el césped sin antes haber pasado por su rubia cabeza. Ayudó en la defensa e izo de intermediario entre ésta y la delantera para surtir balones y perlitas que para nada desaprovecharon los delanteros. Es indiscutible lo  que este chaval aporta al equipo, y hay muchos que le consideran " el ingeniero" del Rayo.
 
Y como no, los sicarios del Rayo. Esos que disparan, y luego preguntan. En primer lugar Luigio, que jugó un partido de los que le gustan, exigente y duro, donde solo valen los 3 puntos. Marcó dos golazos, subió y bajó la banda durante todo el encuentro, y no paró de pensar en futbol hasta que no empezó el partido después del nuestro. Y su compañero, Ricky. Seguramente realizó el partido más completo en lo que va de Liga. Y cuando, cansado y sudado como un minero recién subido a la luz, tuve que creerle cuando me dijo " hoy he currado, eh Kitos?". Es  muy cierto. Por una vez, él contribuyo al trabajo sucio que es el defender, bajando hasta la medular, ayudando en los córners, siguiendo a su rival cuando este subía. Un gol y una asistencia para el joven del Rayo, único, indispensable, matador. Ricky se desvirgó en cuanto a ser un jugador total. Que defiende y crea. Que chuta y toca. Que persigue y manda. Y es él quien ejemplifica lo que ahora somos, o por lo menos, quienes nos hemos convertido, en un equipo total, que hemos crecido limando lo que peor llevábamos y aumentando en nuestras mejores facetas. Así estamos en cabeza de tabla, con humildad, con trabajo, con amor en lo que hacemos. Rayo, vivo por ti.
 

INICIO / ESTADISTICAS / ATRAS